martes, octubre 31

!!Has conseguido que me aprenda el Teorema de Pitágoras!!


  Hace unos días estábamos en clase de matemáticas, en 3º ESO. Los alumnos estaban haciendo un examen de geometría; áreas y perímetros de polígonos. 
  Yo hacía tiempo revisando mis anotaciones, valorando las actividades de próximas clases....cuando un alumno levanta la mano desde la última fila y me pide que me acerque a él. 
  Estamos en el norte, en el interior, y mis alumn@s no suelen hacer muchas concesiones a la sensibilidad. El protagonista menos aún. Hombre ya, feliz cuando trabaja en el campo con sus animales y que soporta con paciencia sus años en el instituto, ansioso por que pasen y poder dedicarse al 100% a su pasión. Honesto y con una ambición y sus ideas claras. No abunda hoy en día.
  Me acerco a él y me dice con énfasis: 
- "Eres el primer profesor que consigue que me aprenda el Teorema de Pitágoras. Después de dos profesores particulares y otros dos en el instituto, por fin he conseguido comprenderlo"
Le pregunto sorprendido: - "¿Y qué crees que he hecho para lograrlo?"
- "No lo se, pero por fin se cómo se utiliza", me responde ilusionado.

  Yo creo saber la razón, y no tiene nada que ver con que utilice con ellos el modelo Flipped Classroom, ni con que haya podido ver la explicación en un video en su casa antes de practicarlo en clase y aplicarlo en algunos ejemplos, ni con que haya realizado algunas actividades en el aula TIC que además habrán mejorado otras competencias además de la matemática, aunque algo pueden haber influido.
  
  En mi opinión, la razón principal del éxito es que él ha madurado lo suficiente y ha sacado a la luz todas esas horas de trabajo previo en las que le parecía que lo que aprendía no tenía sentido alguno. Ha llegado el momento en el que ese concepto ha dado la vuelta y se convierte en algo trivial y sencillo de comprender, como cuando miramos largo rato uno de esos complicados dibujos que guardan una figura en su interior y no conseguimos verla, hasta que de repente, la vemos claramente delante de nuestros ojos y nos parece increíble como no podíamos verla antes y ya no podemos dejar de verla.

  Casi todos hemos pasado por ese momento en nuestro aprendizaje, de las matemáticas, la física y cualquier otra ciencia y es un momento mágico que a mi, por lo menos, me llevo a sentir gusto por las matemáticas y la física. Espero que a mi alumno le sirva también para comprender que todo el trabajo que realiza tiene un sentido, y un beneficio para él, aunque no le vean en ocasiones con la inmediatez a la que están acostumbrados actualmente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario